Close

abril 17, 2019

¿Con ganas de hacer el paseo de la fama en Hollywood? Te contamos lo que necesitas saber

Una de las ciudades que la mayoría de las personas que tienen la oportunidad de viajar a USA quiere conocer, es la hermosa y vibrante Los Ángeles, sin embargo, California es conocido por ser uno de los estados donde la calidad de vida elevada y los precios igualmente altos, hacen muy difícil el turismo para aquellos que viajan con un presupuesto ajustado. Sin embargo, si estás dispuesto a dormir en un hostal y a recorrer las calles por tu cuenta, te voy a contar todo lo que necesitas saber sobre el famoso paseo de la fama.

Ten por seguro que hay muchísimas anécdotas que dotarán de atractivo a este singular paseo a pie por la ciudad. Literalmente la historia de los Estados Unidos está escrita en cada una de las estrellas que inmortalizan este sendero y podrás atestiguar uno que otro fenómeno cultural muy curioso.

Una visa para ir a visitar las estrellas

No es un mito que la ciudad de Los Ángeles, California, es un sitio mágico, y también uno de los más liberales y políticamente tolerantes de toda la unión americana. Sin embargo, aún es parte de los Estados Unidos, razón por la cual aún siendo ciudadano europeo deberás llenar el formulario ESTA y facilitar una serie de datos personales para que el Departamento de Estado decida si representas una amenaza para la seguridad nacional o eres simplemente un turista más.

Si las cosas salen como se supone deben salir, recibirás en tu correo electrónico una Visa ESTA, es decir, una autorización de viaje que te permitirá abordar cualquier transporte con dirección a los Estados Unidos. Tiene que saber que aún en posesión de una ESTA USA, el ingreso al país puede serte negado si el oficial fronterizo detecta algo sospechoso en tu actitud o en tu equipaje. No obstante, no hay razones reales para preocuparse, según las cifras oficiales, el 99% de los portadores de una ESTA visa entra sin problema al país.

Curiosidades que tienes que saber sobre el paseo de la fama

1) Donald Trump tiene una estrella: Las razones no son de dominio público, pero la estrella del magnate neoyorquino ha sido destruida en dos oportunidades y cada cierto tiempo aparece vandalizada. De hecho, en este momento el ayuntamiento de la ciudad estudia una moción para retirarla debido a los gastos que implica su mantenimiento constante.

2) Algunos gozan de dos estrellas: Michael Jackson y Los Beatles, todos y cada uno de ellos, si te preguntas cómo lo hicieron, no es una historia sencilla, una la obtuvieron con su éxito como solistas, y la otra la obtuvieron como agrupación. Créeme, hay que ser definitivamente muy grande para tener este tipo de privilegio en Los Ángeles.

3) Tus dibujos animados favoritos también tienen su estrella: Obviamente casi todo el universo clásico de Disney está incluido, así que no será difícil que encuentres a Mickey, Minnie Mouse y el Pato Donald, sin embargo, si revisas con ojo avizor también encontrarás a Snoopy, Blancanieves y por supuesto a la familia más popular de la televisión, Los Simpsons.

4) No te imaginas quien fue la cantante más joven en recibir una estrella: A la edad de 21 años, la entonces atlética y fulgurante estrella del pop Britney Spears recibió su propia estrella en el paseo de la fama debido a su éxito ‘Baby one more time’. Aunque hoy pocos recuerdan su nombre, la estrella sigue ahí como recordatorio de las duras reglas de la industria de la música y del espectáculo en los Estados Unidos.

5) Incluso algunos latinoamericanos tienen su estrella: Shakira y Sofía Vergara tienen el privilegio de tener su propia estrella en el paseo de la fama. Del mismo modo, el famoso conductor chileno Don Francisco y la actriz Dolores del Río recibieron este galardón, de hecho del Río fue la primera mexicana en ganar la distinción, pero no es la única.

Si recibiste tu visa ESTA sin problemas, apresúrate a tomar tu avión y a disfrutar de la hospitalidad de una de las ciudades más emocionantes de los Estados Unidos, te garantizo que vas a disfrutar cada segundo que pases en ella.