Close

agosto 13, 2019

Cosas que hacer en Boulder, Colorado.

Los hermosos paisajes han hecho que Boulder sea catalogado como uno de los lugares más maravillosos de toda la geografía estadounidense, sobre todo por lo deportistas que tienen la oportunidad de practicar sus disciplinas en las espectaculares montañas de la localidad.

Y es que no es poca cosa, Boulder, Colorado cuenta con alrededor de 300 kilómetros de rutas y senderos ideales para practicar ciclismo y despejarse un rato de la rutina y del ajetreo del trabajo diario.

Un cúmulo de enclaves naturales casi irreales reciben a todos los turistas que se atreven a dar un paseo por esta ciudad, por lo que hemos decidido recopilar en una pequeña lista las 5 cosas más interesantes que se pueden hacer en Boulder, Colorado.

Antes de comenzar, es menester recordarte que si piensas viajar a Estados Unidos pronto, es necesario que cuentes con tu visa ESTA.

La ESTA visa es un requisito de ingreso obligatorio para la mayoría de extranjeros que quieren visitar la nación estadounidense por motivos de turismo, herramienta de un sistema que le permite a las autoridades saber el perfil de sus visitantes antes de que puedan entrar al país.

No obstante, la obtención de este requisito no es para nada complicada, para iniciar con los trámites solo debes visitar nuestro portal y rellenar el formulario ESTA con tus datos correspondientes, que del resto de los pasos nos encargamos nosotros.

Vivir en USA emociones indescriptibles está a tan solo un paso de ser realidad, déjanos ayudarte a cumplir tu meta, ofrecemos un trato 100% seguro, confidencial y rápido.

1. Visita el Parque Chautauqua.

Como hablamos al inicio del artículo, el senderismo es una de las principales opciones para ejercitarse y tomar un poco de aire fresco en Boulder.

Siendo una experiencia bastante satisfactoria y estimulante tanto desde el punto de vista físico como mental, los paisajes de Parque Chautauqua son el complemento perfecto para que todos los turistas puedan pasar un momento único.

Durante el trayecto encontrarás diversos establecimientos que venden comida y provisiones para todo el recorrido, te recomendamos abiertamente comprar una buena ración de sandwich y jugos para el camino.

Sin embargo, si lo que quieres hacer es una pausa más larga, lo mejor es que te dirijas al gran comedor histórico del parque, lugar en el que se concentran la mayoría de turistas a compartir y pasar un buen rato al aire libre.

2. Práctica Ciclismo en Boulder Creek Path.

El ciclismo es una disciplina ideal para mantenerse en contacto directo con la naturaleza mientras ejercitas tu cuerpo a un nivel de exigencia que se puede ajustar a los límites de cada quien, y que mejor lugar que Boulder Creek Path para sacar a relucir tus habilidades de ciclista.

Con aproximadamente 9 kilómetros de largo, la ruta tiene diversas estancias en las que los turistas pueden hacer pausas y recargar las baterías.

Además, si vas en verano, tendrás la oportunidad de bajar por el arroyo en un neumático inflable, una experiencia extrema única de este lugar.

3. Disfruta de un buen té.

El té es un símbolo bastante importante en la cultura de Boulder, pues además de ser una bebida muy querida por sus ciudadanos, en la ciudad también se encuentra la famosísima compañía Celestial Seasonings.

Los turistas pueden recorrer la fábrica de té de Celestial Seasonings sin ningún costo, con la posibilidad de degustar los distintos tipos de té que allí se preparan y ver muy de cerca todas las instalaciones.

4. Recorre la Calle Pearl.

Después de haber practicado senderismo y maravillado con la belleza de los bosques y montañas del lugar, a todo turista le provoca relajarse un poco, mientras visita las tiendas más prestigiosas y famosas de la ciudad, teniendo en mente comprar algún souvenir para sus seres queridos.

En la Calle Pearl también podrás encontrar restaurantes de diversos tipos de cocina, por lo que podrás ir sin temor con toda tu familia y escoger el lugar que te parezca más provechoso.

En un total de 49 cuadras, la Calle Pearl es uno de los sitios más concurridos de toda la ciudad, siendo el centro neurálgico de la misma, repleto también de obras de arte realizadas por los artistas de Boulder y también presentaciones musicales en vivo abiertas a todo público.