Close

marzo 29, 2019

Datos imprescindibles para que tu visita a la ciudad de Nueva York no te tome por sorpresa (Parte 2)

Visitar USA es una experiencia que todos querríamos tener, sin embargo, lo que planeamos como la aventura de nuestra vida, fácilmente puede convertirse en una pesadilla si no dominamos los códigos culturales que rigen una ciudad tan compleja como Nueva York. En la primera parte de este artículo te dimos algunos consejos de supervivencia básicos para no morir arrollado en las calles o terminar comiendo en alguna pocilga insalubre, en esta conclusión te daremos muchas más recomendaciones.

Vamos a mostrarte una ciudad alejada de cualquier apasionamiento, te guiaremos a través de las calles y las costumbres para que cuando tengas que irte finalmente de Nueva York no te lleves la imagen de que se trata de la peor, ni la mejor ciudad del mundo, pero sí un sitio lo suficiente potable para que te plantees la posibilidad de volver 😉

Atención con los documentos

Ya lo hablamos en la primera parte del artículo, pero hay cosas que es necesario repetir un millón de veces, es muy importante que te asegures de que tu pasaporte fue expedido por cualquiera de los 37 países que tienen acuerdo de exención de visado con los Estados Unidos. En cuyo caso, lo único que tendrás que hacer es cumplimentar el formulario ESTÁ. Una vez el Departamento de Estado esté satisfecho con tu perfil, tu ESTA USA será enviada al correo electrónico.

Considera siempre que la Visa ESTA solo es necesaria para portadores de un pasaporte expedido por cualquiera de los 37 países que hace parte del ‘visa waiver program’, si este no es tu caso, tendrás que aplicar un visado de turismo B1 o B2, lo cual implicará necesariamente que vayas a la embajada y hagas un procedimiento distinto. Sin embargo, si en efecto puedes aplicar a una ESTA visa, descubrirás que se trata de un procedimiento muy sencillo y que facilitará tu viaje muchísimo.

Recorriendo Nueva York como un neoyorquino (Parte 2)

1) El precio de los productos en exhibición no incluye los impuestos: Si estás viajando con un presupuesto restringido asegúrate de tener en mente que los impuestos de la ciudad son 8,87%, razón por la cual si un plato está marcado en la carta en 10 dólares, es probable que al final termines pagando 10,90 dólares. Parece poco, pero puede causarte un momento lleno de incomodidad.

2) Una ciudad llena de plagas: No juzgues a tu amigo que te prestó un sofá si ves una cucaracha en su cocina, de hecho, la ciudad está infestada de todo tipo de alimañas e incluso en los sectores más ricos se libra una pelea constante para mantenerlas a raya. Además de la tolerancia, te recomiendo repelente y que fumigues tu equipaje antes de abandonar la ciudad, no querrás llevarte una chinche contigo.

3) La pizza es toda una institución cultural: Argentinos e italianos pueden discrepar, pero los norteamericanos dicen que la mejor pizza del mundo está en Nueva York. Probablemente se equivocan, pero según ellos la pizza estilo Nueva York, debe comerse doblando la porción en dos para evitar que el aceite y el queso se derrame y mordiendo directamente. Casi las mismas instrucciones que para comer un taco.

4) Los camareros no están coqueteando contigo: Si comes en un restaurante notarás que cada cinco o seis minutos el camarero te preguntará si todo está bien, llenará tu copa de agua si nota que has bebido un poco y estará siempre atento a tus necesidades. Esta actitud en extremo mimosa no quiere decir que le hayas gustado en absoluto, la mayoría de los meseros de la ciudad depende de sus propinas para poder llegar a fin de mes.

5) No te detengas jamás en la mitad de la acera: Es una de las reglas no escritas de la ciudad, si vas con la marea de gente caminando por la acera y te detienes a ver el teléfono o a mirar un edificio, vas a chocar con alguien, tenlo por seguro. La manera apropiada de detenerse a responder un mensaje o contemplar un edificio, es como si fueras en auto, debes buscar una orilla y ‘estacionar’.

Con estas recomendaciones ya deberías evitar la mayoría de las situaciones desagradables a las que están expuestos todos los que no nacieron y crecieron en Nueva York, prepárate para disfrutar una de las ciudades más emocionantes del mundo.