Close

mayo 1, 2020

Deléitate con La Torre del Diablo en Wyoming

Torre del Diablo en Wyoming

No existe amante a la geología que no conozca este lugar. Ni viajero amante a los parques naturales de Estados Unidos que se resista. ¿De qué te estamos hablando? De La Torre del Diablo, una elevación natural de 386 metros de altura, que se hizo popular con la película de 1906 “Encuentros en la Tercera Fase”, por ser el sitio donde se realizaban contactos extraterrestres en el filme.

Geológicamente, la Torre del Diablo es un cuello volcánico, totalmente natural, donde algunas de sus rocas visibles tienen entre 195 y 225 millones de años. Su aspecto es de color rojizo en ciertas zonas por los minerales de hierro oxidados que lo conforman. Si conoces este lugar y te quedas hasta el atardecer, verás cómo los tonos se intensifican.

Existen diversas teorías sobre su origen y su formación, una de ellas es que hace muchísimos años estaba oculta al nivel del mar y en el periodo terciario, es decir, hace alrededor de 65 millones de años, se elevó 1,200 metros. Actualmente, se encuentra a 1,500 metros sobre el nivel del mar.

Luego de elevarse sobre el nivel del mar, la naturaleza junto con la erosión del agua y el viento, se encargaron de ir moldeando su aspecto y darle su forma poligonal. Los viajeros que las conocen llegan a dudar si realmente cada una de esas piedras está moldeada naturalmente, por el aspecto artificial que a veces transmiten.

No todo es la Torre del Diablo

Cuando visitas el parque puedes caminar por los 5 kilómetros que lo conforman a su alrededor. Contemplarás la naturaleza sin muchas personas a tu alrededor, lo que hace un verdadero placer, visitar este lugar.

Una de las compañías que, sí tendrás, son los animales que hay por los senderos, entre ellos los “perritos de pradera” que al ver a los visitantes se esconden o se te quedan observando con curiosidad mientras haces tú recorrido.

La vegetación es otra característica del Parque Nacional y el sonido que hace el viento al chocar con las diferentes formas de las rocas, te asombrará. Para llegar a este hermoso paraje debes tomar la carretera 110 a través de los Black Hills. Esta carretera lleva por nombre Devils Tower-National Monument Road, en honor al parque.

Curiosidades del monumento

Oficialmente se cree que su nombre original es Devils Tower, o La Torre de los diablos en español, al parecer hubo un error con el nombre original Devil’s Tower, que era una interpretación de “Dios Malo” por los términos indígenas. Al parecer quién escribió el oficio, a finales del siglo XIX, no colocó el apóstrofe y de allí la confusión.

Devils Tower es el primer monumento nacional declarado en el país por el entonces presidente Theodore Roosevelt, en septiembre de 1906. El parque abarca unos 5 kilómetros alrededor de la torre volcánica.

La primera ascensión

En 1893, dos rancheros de la comunidad lograron realizar la primera ascensión del monumento nacional. En una grieta vertical que encontraron en uno de los lados de la Torre del Diablo, clavaron tacos de madera y realizaron una especia de escalera. Y el 4 de julio de 1893 delante de todos los vecinos y familias que se acercaron al lugar, escalaron. La escalera se pudo utilizar hasta 1927 y actualmente, son muchos los turistas que pueden observar rastros de ella.

De los 400 mil visitantes que llegan anualmente al monumento, el 1% escala la torre de piedra natural utilizando técnicas de escalada tradicionales.

Leyendas que rodean al monumento nacional

Todas las tribus indígenas de la zona tienen una leyenda diferente, con respecto a la formación de La Torre del Diablo, la más conocida es la leyenda india y cuenta que, siete jóvenes vírgenes de la tribu, eran perseguidas por osos feroces.

Ellas al tratar de protegerse, subieron a una roca y le pidieron ayuda al Gran Espíritu, quién al escuchar su pedido hizo que se alzara la roca y los osos al intentar alcanzarlas trepando dejaron los arañazos en las paredes (siendo las líneas de rocas que se ven en el monumento).

Otra versión muy parecida, solo dice que se trataba de dos niños que, también eran perseguidos por osos salvajes e invocaron Wanka Tanka y terminó sucediendo lo mismo de la primera historia. Ahora la tradición Cheyenne si es un poco diferente y cuenta que chicas y chicos se reunieron para cazar el oso, al que sólo pueden asesinar con una flecha en la parte posterior de una pata y subieron a la Torre del Diablo que, era un punto donde podían apuntar manteniéndose a salvo de la fiera y de esta forma lograron acabar con él.

Son muchas las leyendas alrededor de este monumento, lo cierto es que tu visita no te dejará decepcionado, disfrutarás el contacto con la naturaleza.