Close

mayo 1, 2020

El Olympic National Park: Un lugar lleno de diversidad

Olympic National Park

El Olympic National Park es una gran atracción natural en la zona oeste de Washington desde 1938. Este gran paraje atrae a miles de visitantes anualmente por la diversidad de ecosistemas que ofrece, aunque no lo creas es una maravilla con pocos senderos, que está sin desarrollar y casi intacta que tiene desde montañas con nieve permanente en sus cumbres, bosques templados y una costa muy poco humanizada que albergan playas solitarias ¿de ensueño no crees?

El parque que es reserva de la biosfera y Patrimonio de la Humanidad abarca unos 4 mil kilómetros cuadrados de toda la Península Olympic, al noreste de Wahisngton. Además, se divide en tres regiones: Los montes Olympic, la costa del Pacífico y el bosque templado húmedo.

Como se trata de un lugar aislado y separado del continente por cadenas montañosas, es el hábitat de vegetación y animales únicos, entre ellos la Marmota Olympus y muchas otras especies nativas como el ciervo de Roosevelt. Son diversas las carreteras que hallarás dentro del parque, pero ninguna logra penetrar completamente el área debido a la inmensa extensión que tiene.

Encontrarás toda una red de senderos, pero tardarás días en alcanzar las zonas más altas. Otro detalle, es que frecuentemente hay lluvias, sin embargo, entre julio y septiembre hay periodos de sequías.

Como visitante puedes optar por excursiones en la playa, que también puedes tardar días en recorrerla por completo y en ciertas zonas la marea llega a ser tan alta que el agua puede bloquear completamente el paso. Durante el invierno se puede practicar el esquí alpino y nórdico en el Hurricane Ridge.

Regiones del parque

Bosque Templado de Coníferas

Si conocer la costa norte del Pacífico, entonces puedes hacerte una idea de cómo es este bosque. Es un lugar único, con un ecosistema que te deja con la boca abierta al admirar su grado de conservación. Podrás observar árboles que llegan a tener una altura de 100 metros.

La Selva de Hoh, es una de los lugares donde mejor disfrutarás del bosque templado de Conífera, hay un par de rutas cortas que te permitirán explorar la vegetación. En el centro de visitantes te darán toda la información para poder recorrer los senderos y si quieres extender tu ruta puedes solicitar un permiso en ese mismo lugar.

Los montes Olympic

O las montañas y glaciares, es otra de las particulares regiones del parque que alberga inmensos glaciares, de muy difícil acceso. Resulta tan difícil llegar a ellos, que es más fácil apreciarlos desde el Parque Nacional de Monte Rainier.

Hurricane Ridge, una parada obligatoria

Esta una de las montañas y la carretera que, está saliendo de Port Angeles, te acerca lo más posible a uno de los picos más altos de la zona que, tienen extensos glaciares y que la mayor parte del año se mantienen cubiertos de nieve, lo que hace difícil una caminata, pero te permite disfrutar de unas maravillosas vistas y desde lo más alto puedes ver donde está Canadá. En el centro de visitantes pueden darte información si te interesa hacer senderismo o pequeñas rutas por el lugar.

Todo este recorrido puede llevarte un día, por eso es tan importante que cuando visites el parque, planifiques la visita por varios días y le dedicas 24 horas a toda una región.

Debes recordar también que el Olympic National Park no tiene muchos accesos en automóvil y no puedes cruzar a través de él para llegar a ciertos puntos, lo ideal es tomar algunas carreteras que penetran el parque, muy poco profundas y otra que lo rodea. Todo esto es con la intención de mantener la zona lo más intacta posible.

La Costa del Pacífico

Es la parte más occidental del parque y te sorprenderá la escasa población que tiene, apenas una reserva indígena. Lo que lo hace una costa salvaje a mar abierto, tiene playas desérticas inmensas con tupidos bosques a sus pies.

También observarás troncos secos a la orilla de la playa y aves que se parecen a los pelícanos llegar de vez en cuando. Es un sitio exótico.

Playas que cautivan

La playa Rialto es la que más turistas atrae por los cientos de troncos muertos que abarcan toda la orilla, hay grandes rocas que sobresalen del agua y la temperatura de la misma te podría congelar. En esta zona puedes incluso acampar, pidiendo previamente un permiso en el centro de visitantes, por supuesto, debes tener en cuenta los horarios de las mareas altas.

Cerca de Rialto está La Push, y luego playa primera, playa segunda y playa tercera. La Push la reconocerás por el espigón con un faro abandonado que hay al final de la costa y las vistas que te da hacia la playa Rialto y playa primera son dignas de admirar. Todas estas playas son accesibles a través de caminatas, así que no te olvides de empacar tus zapatos deportivos más cómodos.