Close

marzo 14, 2020

El salar de Bonneville cautiva a los amantes de la velocidad

El salar de Bonneville

Una superficie de 260 kilómetros cuadrados cubierta de sal, es lo atractivo del desierto de Bonneville y la atracción principal son las carreras de auto que se realizan en el sitio. El salar característico de Utah, ofrece todo lo que un apasionado de la velocidad necesita: Una pista para carreras perfecta.

¿Cómo es posible? Pues, es una superficie totalmente llana. Es tan plano que no parece una obra creada por la naturaleza. Pero no todo en torno al salar es carreras de autos, este lugar cuenta toda una historia fascinante que data desde hace miles de años. Las salinas, que son 30 mil acres, se formaron cuando el lago que alguna vez cubrió gran parte del territorio, se secó.

El algo existía desde el período cuaternario, según determinaron los científicos, y eventualmente se fue encogiendo y el agua se volvió salada.

La geología de este lugar puede cautivarte con su aspecto tan y único. Los microambientes que se han formado, son diferentes uno de los otros, pero todos con aspecto prehistórico. En ciertas zonas, la superficie es tan salada que nada crece, encontrarás estanques y áreas pantanosas que le proporcionan el hábitat a una diversidad de animales y plantas, que podrás fotografiar.

Un lugar lleno de historia

Siendo uno de los más grandes salares al oeste del Gran Lago Salado, lleva el nombre de un oficial del ejército de los Estados Unidos, Benjamin Bonneville, que en 1830 exploró la zona, pero no fue hasta 1907 que dos hombres de negocios junto a Bill Rishel estudiaron el área para saber si era posible manejar en ella. Y luego en 1910, construyeron un ferrocarril que fue la primera forma de transporte que cruzó las salinas.

Desde allí, el desierto de sal fue aumentando su popularidad y Teddy Tetzlaff en 1914, fue el primero en romper un récord de velocidad terrestre en la pista de sal.

Incluso han utilizado el paisaje que ofrece el salar para series de televisión y películas como: Día de la Independencia, El árbol de la Vida, e incluso Piratas del Caribe. La motocicleta Pontiac Triump Bonneville, lleva ese nombre por esta maravilla de la naturaleza al igual que la compañía Bonneville International.

Cosas que debes saber si vas al salar de Bonneville

La administración de tierras protege Bonneville Salt Flats y permite el uso y disfrute del público y debes saber que es un área de preocupación crítica desde 1985, por su geología peculiar, la historia y la belleza única que caracteriza a la zona.

Cuando te tomes el tiempo de visitar este desierto de sal, es importante que tomes en cuenta que, no se puede pernoctar en él. Lo más cerca que encontrarás sitios para hospedarte es en Wendover. Si vas de mochilero, lo más recomendable es acampar en los terrenos públicos que están cercas, u optar por loa campamentos privados, también cerca de Wendover.

Lo que más solicitan las autoridades cuando llegan nuevos visitantes es ser precavidos y contribuir al cuidado. A los viajeros que van en autos particulares se les informa que debe mantenerse en las carreteras designadas porque a pesar de ser una superficie dura, algunas áreas tienen una corteza muy fina que se puede romper fácilmente con los autos.

Quedarse alejado del salar cuando está cubierto de agua, evento que sucede en invierno cuando se forma una capa poco profunda en la superficie, porque pueden dañar los vehículos al estar la sal muy suave y hasta pueden ocasionar un cortocircuito por la corrosividad que tiene el agua salada.

Las condiciones en Bonneville son increíblemente extremas, en invierno pueden llegar a caer por debajo de los 0 grados, mientras que en verano alcanzan los 100° F. ¿Impresionante no crees? Otro dato que debes tener en cuenta cuando visitas el desierto Bonneville, es que no cuenta con servicios al público, las instalaciones temporales solo están disponibles durante eventos automovilísticos.

Vive de cerca la “Speed Week”

La semana de la velocidad, la celebran desde 1949 y es todo un evento donde los participantes buscan romper sus propios récords. Aunque es un evento que se realiza anualmente, en 2015 y 2016 lo cancelaron por la reducción de sal en la capa de la superficie. Efecto que produce las extracciones mineras. Sin embargo, en 2019 si se llevó a cabo durante el mes de agosto y resultó ser todo un éxito.

Lo interesante del circuito Bonneville Speedway es que, puedes conducir tu propio vehículo, los participantes puede tener su pase luego de cancelar una inscripción y colocar el carro a la velocidad que mejor prefiera. Las salinas son tan famosas por los aventureros y amantes de los vehículos a motor, que las motos Café Racer realizan sus pruebas en este campo llano cubierto de sal.