Close

noviembre 30, 2018

¿Estás listo para visitar Los Ángeles? Piensa dos veces tu respuesta

Los Ángeles, California, es una de las ciudades más icónicas de todos los Estados Unidos, no en vano, hay una miríada de canciones dedicadas a la imagen que esta impresionante metrópolis construyó de sí misma a lo largo de todo el siglo XX. Si no me crees, solo piensa en L.A Woman de The Doors, o en Welcome to the Jungle de Guns N’ Roses o incluso en Californication de The Red Hot Chili Peppers.

Así es, probablemente ninguna ciudad sea tan importante para la cultura popular estadounidense como Los Ángeles, y si conoces las canciones listadas con anterioridad, sabrás que esta enorme urbe destaca no precisamente por la gentileza de sus habitantes y la salubridad de sus calles, todo lo contrario. Pero por eso todos la aman.

Si sobreviviste a Buenos Aires, Madrid o la mismísima Tijuana, de seguro que querrás saborear la locura de Los Ángeles, así que prepárate para sumergirte en una de las ciudades más infames y hedonistas de los Estados Unidos, puede ser que la oportunidad para cambiar el curso de tu vida se encuentre en alguno de sus espectaculares bulevares.

Atento a tus documentos de viaje

Visitar los Estados Unidos no es tan fácil como debería ser, de hecho, a menos que hayas nacido en Canadá, es seguro que necesitarás una visa para ingresar al país. Pero no dejes que eso se convierta en un impedimento para darle rienda suelta a tus ganas de explorar la ciudad de Los Ángeles. No hay razones para preocuparse en realidad, de hecho existen una serie de procedimientos que te facilitarán las cosas si perteneces a uno de los 37 países que forman el ‘Visa Waiver Program’, en español Programa de Exención de Visas, un proceso desarrollado por el Gobierno norteamericano para hacer las cosas un poco más simples.

Lo primero que debes hacer es verificar si tu pasaporte fue expedido por un país miembro del programa y de ser así, llenar el formulario ESTA, una vez hecho esto, un aplicativo digital, desarrollado por el Departamento de Estado, analizará tu aplicación y te extenderá una autorización para abordar cualquier transporte aéreo o marítimo en dirección a los Estados Unidos.

No pierdas de vista el hecho de que la Visa ESTA, no es exactamente una visa, razón por la cual la entrada al país podría serte denegada discrecionalmente por el funcionario que valida la entrada en la frontera. No obstante, si eres como el 99% de las personas que tiene un su haber la ESTA Visa, no tienes nada de qué preocuparte, tu entrada en los Estados Unidos está prácticamente garantizada.

Cuatro imperdibles en la ciudad de Los Ángeles

El paseo de la fama de Hollywood: Si eres fanático del cine norteamericano, seguro que disfrutarás de recorrer de la A a la Z el famoso Paseo de la Fama, una suerte de bulevar emblemático que conmemora la carrera de las estrellas más famosas de la industria del cine y la televisión. Lo mejor de todo es que es completamente gratis y está abierto las 24 horas del día.

Walt Disney World queda en L.A: Aunque no es uno de los planes más económicos que puedes hacer en California, sí es uno de los más emblemáticos, el boleto de dos días cuesta aproximadamente 180 dólares y en general todos los visitantes se quejan por el precio exagerado que tiene la comida al interior del parque. No obstante, al parecer el ratón más famoso de la historia lo vale, es una visita casi obligada.

Si te gustan los cuerpos torneados y esbeltos, tu lugar es Santa Monica Bay: Los californianos son por definición, los estadounidenses más saludables y probablemente los más vanidosos también, así que si eres fanático de ver cuerpos perfectos y de dejarte ver también, las playas de Santa Monica son el lugar perfecto para que exhibas tus pectorales o muestres ese bonito bikini.  

Koreatown tiene la mejor comida de la ciudad: Si tienes ganas de experimentar la ciudad con tu paladar, muchos de los restaurantes más interesantes de la ciudad están justamente en este barrio, en donde hace no mucho tiempo era común ver al popular chef Antony Bourdain (QEPD) comiendo en sus puestos callejeros o visitando uno de sus famosos salones de masajes.

Si ya tienes en tu haber una visa ESTA, lo único que tienes que preparar es tu mesura y ponerla junto a tus ganas de divertirte, estás por adentrarte en una ciudad que aunque puede tener un nombre engañoso, te ofrecerá probablemente algunas de las experiencias más emocionantes de tu vida.