Close

febrero 4, 2019

Estos son los jardines más espectaculares de los Estados Unidos

Estados Unidos tiene mucho para ofrecer a sus visitantes, no sólo Micky Mouse tiene su domicilio en el cuarto país más extenso del planeta. De hecho, esta poderosa nación es también celebre por la tradición de sus espectaculares jardines exteriores y en esta publicación te llevaremos alrededor de todo el país develándote sus secretos mejor guardados.

Prepárate para recorrer toda la Unión Americana desde una perspectiva totalmente nueva. Si bien muchos de los jardines que verás en el artículo son privados, la mayoría de ellos está abierto al público y algunos incluso de manera gratuita, así que no tienes nada por qué preocuparte, sólo asegúrate de tener los documentos necesarios para entrar en el país y disfrutar de tu aventura.

Atención con los documentos

Recuerda que si eres nacional de cualquiera de los 37 países que tiene acuerdo de exención de visado con los Estados Unidos, lo único que tendrás que hacer para asegurarte tu ingreso al país es llenar el formulario ESTA, y esperar a que tu solicitud sea revisada por un algoritmo de última tecnología. Si todo está bien, recibirás tu Visa ESTA en tu correo electrónico, si el sistema detecta alguna inconsistencia, serás remitido a una segunda instancia.

La Visa ESTA es simplemente una autorización de viaje y te permitirá abordar cualquier transporte en dirección a los Estados Unidos, debes tenerla a tu alcance todo el tiempo, bien sea en tu teléfono o impresa junto a tu pasaporte. Si bien tu ESTA visa, es suficiente para ingresar al país, será el oficial de migraciones quien decida si te deja pasar libremente o si quiere hacerte requerimientos adicionales. En cualquier caso, según el Departamento de Estado, el 99% de los viajeros que porta este documento, ingresa sin complicaciones al país.

Cinco jardines espectaculares de los Estados Unidos

1) Filoli (California): La residencia que alberga este espectacular jardín perteneció a dos mineros que se hicieron multimillonarios gracias a la fiebre del oro. No obstante, desde la década del setenta este emblemático edificio se convirtió en parte del patrimonio del estado de California y es un inmueble de interés arquitectónico. Te interesará saber que es el único jardín del país donde puedes ver las 122 variedades del narciso.

2) Brucemore (Iowa): Se trata de una propiedad que perteneció a las tres familias más poderosas del Estado. La distintiva mansión del siglo XIX emplazada en el centro del terreno sirve de epicentro a uno de los jardines más bonitos de todo el país, literalmente cientos de personas peregrinan para poder ver su floración. Es posible acceder a la propiedad si agendas tu viaje con tiempo y reservas a través de internet.

3) Oatlands (Virginia): Este espectacular jardín lo empezó a cultivar la familia de uno de los presidentes más recordados de toda la historia norteamericana: George Washington. Te fascinará saber que aunque la propiedad tiene más de 200 años de antigüedad, muchas de las plantas mantienen la misma forma en la que fueron concebidas por la familia presidencial. Si lo visitas durante el verano, llegarás en el momento en que las flores están abriendo sus pétalos.

4) Lyndhurst (Nueva York): Este espectacular edificio se terminó de construir en 1838, aunque sufrió modificaciones importantes en 1865. De acuerdo con la revista Forbes sus jardines son los más espectaculares de todo el norte del país. Por supuesto, los terrenos pertenecieron a una familia de magnates que estaban en el negocio del acero y por eso la propiedad incorpora el primer conservatorio del país construido con este material.

5) Villa Finale (Texas): Literalmente se trata de una villa, en la acepción romana de la expresión. Sus jardines son inmensos y no nada que se le compare en todo el sur de los Estados Unidos. Si bien no es un inmueble abierto al público todo el tiempo, durante ocasiones especiales del año se abre a los visitantes.

Si te interesan los jardines y la botánica, definitivamente esta selección marcará el rumbo de tus pasos a lo largo de Estados Unidos. Contacta con anticipación a las agencias garantes de los inmuebles históricos que albergan cada jardín y asegúrate de visitarlos en la mejor época del año. Te garantizo que el esfuerzo vale la pena.