Close

marzo 14, 2020

Descubre la belleza natural en Hamilton Pool Preserve en Dripping Springs, Texas

Hamilton Pool Preserve en Dripping Springs, Texas

Texas está lleno de monumentos y sitios turísticos para todos los gustos. Hamilton Pool Preserve en Dripping Springs, Texas, es uno de ellos. Esta piscina natural a 40 metros de Austin es todo un paraíso.

A su alrededor no encontrarás hoteles, ni restaurantes o alguna edificación, con el objetivo de mantener su hábitat natural y cuidar del espacio que se creó con el pasar de los años, producto de la caída del techo de un río subterráneo, causado por la erosión.

Todos los viajeros que tienen el placer de conocer la piscina natural se van enamorados de las cascadas y del paisaje que ha formado la naturaleza.

Cómo se compone esta maravilla natural

Hamilton Pool Preserve está rodeada con grandes paredes de piedra caliza y estalactitas, un espeleotema que cuelga de los techos de las cuevas y se forma por el de los minerales que caen por donde se filtra agua.

Es uno de los lugares más hermosos que encontrarás en Texas y que quizás cuando hagas tu lista de lugares por visitar, no esté entre tus primeras opciones, pero créeme no puedes dejar de ir y disfrutar de las aguas verdes y cristalinas que contrastan increíblemente con las inmensas rocas y las cascadas de más de 15 metros de altura y a eso le agregas el cielo azul y la arena clara: combinación perfecta para fotografiar e impresionar.

Esta belleza natural la descubrieron en el siglo XIX, cuando todavía la zona era de los indios Tonkawa y los Indios Apache. Con el tiempo pasó a ser propiedad de Morgan Hamilton, de allí su nombre, y cuando el condado obtuvo los territorios en 1980, pasó a ser el área natural más importante de la zona rural del condado de Travis.

Hogar de una vegetación inusual

Como es característico de muchos parques naturales en Estados Unidos, Hamilton Pool Preserve, cuenta con una vegetación única, es el hábitat de la orquídea chatterbox y la bahía roja oriental, además de helechos gigantes y una fauna compuesta por anfibios, peces y reptiles.

Si vas a la parte superior, verás que está cubierta de musgo y arbustos que crecen entre las rocas y están como colgando. Es común ver a las golondrinas anidar en las paredes y si llegas a visitar el lugar en invierno y eres amante del senderismo ¡te queda perfecto! Ya que es lo que más se practica en esa época.

Caminata por la piscina

La mayoría de los visitantes esperan hasta el verano para disfrutar de las aguas cristalinas de Hamilton Pool Preserve, aunque se puede llegar a esperar hasta tres horas para poder ingresar. Algo que también se debe a que solo un número limitado de personas puede estar al mismo tiempo dentro del parque por motivos de preservación, por eso es recomendable acudir entre semana que hay menos afluencia de visitantes.

Cuando ingresas puedes realizar una caminata de ida y vuelta por la piscina y descender por un cañón estrecho que muestra hermosos afloramientos rocosos e increíble vegetación. Disfrutaras de senderos junto al arroyo mientras caminas hacia Hamilton Pool y la cascada.

Las empresas de turismo generalmente realizan visitas guiadas los domingos, lo cual es muy favorable porque al tener reservación es menos el tiempo de espera cuando llegas al parque.

No siempre puedes darte un chapuzón

Como se trata de una piscina totalmente natural, las autoridades no hacen nada para limpiar el agua, es algo de lo que se encarga la misma naturaleza, por lo tanto, si las condiciones no son óptimas no siempre está apta para que los viajeros puedan bañarse en las aguas cristalinas. Este tipo de información lo puedes obtener en su página web.

Por ejemplo, en épocas de lluvia casi nunca es posible disfrutar de un chapuzón, porque hay presencia de bacterias en el agua. Tranquilo que, no es nada malo o para alarmarse. Como es una piscina formada por ríos que cruzan diversas granjas de la región, cuando empieza la temporada de lluvias los microorganismos son arrastrados por las corrientes a través de la cascada hasta la piscina. Es algo totalmente natural.

Los encargados de preservar el área siempre monitorean y previenen el ingreso de las personas para que estás “pesquen” alguna enfermedad o alergia.

Recomendaciones para una visita satisfactoria

  • Lleva tu agua y tu comida, porque a pesar de ser un sitio turístico no encontrarás nada en venta. Que no se te olvide tu protector solar, gomas que te faciliten explorar la zona, gorra y unos lentes de sol.
  • Los zapatos cómodos son importantes, porque así no explores la especie de cueva, desde donde estacionas el auto debes caminar al menos 15 minutos por el sendero más cercano hasta la piscina.

La entrada al parque se cancela solo en efectivo. Y no se permite el ingreso de mascotas y prohíben la pesca.