Close

agosto 18, 2018

Nueva York es mucho más que el Empire State, te presentamos la ciudad Underground

No hay ninguna ciudad tan icónica en los Estados Unidos como Nueva York, sin embargo, si ya estás harto de visitar los mismos lugares que frecuentan los millones de turistas que visitan la ciudad año tras año, te alegrará saber que existe todo un circuito no turístico con lugares que visitan los neoyorquinos de verdad, que es casi como si se tratara de una ciudad dentro de la ciudad.

Ahora bien, debes estar dispuesto a tener la mente muy abierta, no estamos por sugerirte visitar algún restaurante lujoso, o una exposición en alguno de los museos metropolitanos, no. Estamos por recomendarte hacer cosas que solo un verdadero neoyorquino haría, desde recorrer una antigua línea de ferrocarril abandonada, hasta acudir a una celebración gospel en Harlem.

Espero que tengas la disposición de verdaderamente sumergirte en una ciudad que aunque no es la capital de los Estados Unidos, tiene la vocación de ser la capital del hemisferio occidental, un lugar único del mundo donde a través de la inmigración se fundieron todas las razas en una de las ciudades más multiculturales del planeta.

Atención con los documentos

Si ya estás preparado para perderte en la verdadera Nueva York, es importante que te tomes un momento para pensar en la cuestión migratoria. En el feliz caso de que hayas nacido en uno de los 37 países que conforman el ‘Visa Waiver program’, lo único que deberás hacer es diligenciar el formulario ESTA, tras lo cual, se analizará tu aplicación y en menos de 5 minutos se decidirá si se te otorga tu Visa ESTA.

Es imperativo que sepas que la Visa ESTA no es estrictamente una visa, razón por la cual podría serte negado el ingreso discrecionalmente por el funcionario de migraciones en el aeropuerto. Sin embargo, de acuerdo con las cifras manejadas por el gobierno de los Estados Unidos, cerca del 99% de los viajeros con este documento ingresa sin inconvenientes en su territorio.

¿Estás listo ya?

Si ya eres portador de una ESTA visa, y no tiene una antigüedad mayor a dos años, solo tienes que buscar tu pasaporte y prepararte para incursionar en una de las ciudades más cosmopolitas de todo el mundo. Es importante que consideres muy bien tu presupuesto, el costo de vida de Nueva York es uno de los más altos del planeta, no te gustará quedarte sin dinero en medio de tu aventura.

3 planes underground en la ciudad de Nueva York

1) Recorre el High Line Elevated Park: No es precisamente ‘underground’, de hecho es todo lo opuesto, se trata de un tramo del antiguo ferrocarril de Manhattan que se abandonó durante décadas y que cuyo programa funcional y arquitectónico fue transformado en un espacio de circulación lleno de plantas y jardines naturales. De hecho, es uno de los proyectos de renovación urbana más laureados de todo el mundo.

2) Toma un café en Beetle House: Si eres fan de Tim Burton, adorarás este bar temático cuyo nombre hace alusión a la película Beetlejuice de 1988. Destacan no sólo sus originales cocteles y platillos, sino sobre todo, que pese a estar dedicado a uno de los directores más afamados de Hollywood está totalmente alejado del circuito turístico hegemónico. No puedes perderte de este increíble sitio en East Village, cada segundo allí será como vivir en Halloween.  

3) Come como un verdadero neoyorquino: Aunque la comida norteamericana tiene la peor fama del universo, no puedes irte de la ciudad sin probar una de las grasosas y deliciosas hamburguesas de Shake Shack, una cadena que empezó como un simple carrito de perros calientes en una esquina de Madison Square Park. Amarás conocer el sabor de la comida chatarra original.  

Si ya cuentas con una visa ESTA en tu haber, lo único que necesitas es abrir tu mente y prepararte para conocer una de las ciudades más multiculturales del planeta. Hemos debido dejar fuera muchísimas experiencias que seguramente cambiarían la historia de tus vacaciones para siempre. Sin embargo, podemos agregar a modo de bonus track, la visita casi obligada al distrito de Harlem y una de sus celebraciones religiosas gospel: amarás el ritmo que puede tener la fé.