Close

junio 9, 2019

Parque Nacional Glacier: Un paraíso al aire libre.

Los Estados Unidos están repletos de una serie de Parques Nacionales majestuosos, siendo los más famosos el Gran Cañón o Yellowstone y, por ende, los que más visitantes y turistas reciben diariamente.

Sin embargo, sería un desacierto decir que otros parques de la nación no merecen la pena para ser visitados, sobre todo cuando tenemos ejemplos tan claros como el Parque Nacional Glacier en Montana, un lugar que podría definirse fácilmente como un paraíso para despejar la mente y disfrutar de las postales de las montañas al aire libre.

Para que tengas todo claro antes de tu visita, aquí te dejaremos una lista con las 5 recomendaciones más importantes que debes tener en cuenta al momento de visitar el Parque Nacional Glacier, para que estés perfectamente preparado y no te pierdas de todo lo que tiene por ofrecerte este espectacular lugar.

Antes de comenzar, ha llegado el momento de recordarte que si tienes pensado viajar a Estados Unidos pronto, es necesario que cuentes con tu visa ESTA.

La ESTA visa es la herramienta principal de un sistema utilizado por las autoridades estadounidenses para controlar la admisión de los extranjeros hacia su país, sabiendo el perfil de sus visitantes antes de que lleguen a la nación, con la potestad de negar las solicitudes.

Más allá de eso, la obtención de este requisito de ingreso obligatorio es sencilla, lo único que tienes que hacer es ingresar a nuestro sitio web y rellenar el formulario ESTA con tus datos personales, que del resto nos encargamos nosotros.

Vivir en USA experiencias inolvidables está a solo un paso, ¡permítenos ayudarte a cumplir tus sueños!

Las maravillas naturales son simplemente impresionantes.

Más de 1,6000 kilómetros cuadrados de paisajes naturales hermosos son los que reciben a todos los turistas que visitan el Parque Nacional Glacier.

Montañas nevadas, lagos y glaciares, tal y como dice su nombre, acompañados de las cascadas y las especies de animales y plantas de este parque, conforman un ecosistema único que se quedará permanentemente en las retinas de las turistas. No olvides llevar tu cámara, por favor.

La fauna puede ser contemplada por todos.

Los osos negros y grises son quizás el animal más popular de este parque, pero, los amantes de los animales tendrán muchísimas especies que observar durante su visita a Glacier.

Asimismo, otro animal bastante característico de esta zona es la cabra montés, una especie que suele acercarse bastante a los excursionistas e interactuar con ellos sin representar ningún peligro.

Eso sí, debes tener cuidado e informarte sobre las normas de seguridad que tiene el parque con respecto a los osos, leones y otros animales salvajes que pueden resultar peligrosos, así no tendrás ningún percance.

El senderismo es una buena opción para disfrutar del parque.

Con más de 150 senderos, organizados en cinco distritos diferentes, este parque es el espacio perfecto para practicar senderismo, por lo que es elegido por los turistas que quieren ejercitarse y alejarse de la rutina por unos momentos.

En total, la ruta del Parque Nacional Glacier tiene una extensión de 745 millas, siendo el sendero Hidden Lake Overlook el más visitado por los turistas, pues representa una caminata bastante fácil de recorrer hasta para los que no están familiarizados con este tipo de actividad física. 

El calentamiento global está afectando el parque considerablemente.

Cerramos la lista con una información que, por más triste que pueda ser, debe ser una motivación más para visitar este parque y contemplar todas sus maravillas.

Concretamente, en el año 1850 se había estudiado la zona y existían un total de 150 glaciares. Actualmente, de estos 150 glaciares solo quedan 26, los cuales están siendo también fuertemente deteriorados por las altas temperaturas.

Los espectaculares glaciares que hoy engalanan el paisaje más hermoso y representativo de este parque, probablemente ya no existan para mediados de este siglo, según los expertos del servicio geológico de los Estados Unidos.

Sin duda, otra razón más para ser cada día más conscientes de la importancia de la conservación del medio ambiente y, claro está, otro motivo más que convincente para planear rápidamente tu visita al Parque Nacional Glacier, teniendo la fe de que estos efectos negativos puedan llegar a detenerse completamente, para que las futuras generaciones también pueden disfrutarlo.