Close

mayo 10, 2018

Si tienes hambre de cultura, Estados Unidos abre la puerta de sus museos para ti

No en vano Estados Unidos es uno de los países más poderosos del mundo, basta escuchar el nombre de esta nación para que vengan a nuestra mente las hazañas de los héroes de las dos guerras mundiales o de la carrera espacial, sin embargo, para que cualquier poderoso alcance tal nivel de desarrollo es imperativo que cuente con una base cultural muy rica.

Y eso es precisamente lo que muchos visitantes van a buscar a los Estados Unidos, sede de varios de los museos más impresionantes del mundo. De hecho, poco tienen que envidiarle los norteamericanos a Europa, basta un recorrido por Nueva York, Washington o Chicago, para atestiguar las dimensiones de las catedrales que se erigieron para conservar el conocimiento y los avances culturales norteamericanos.

De hecho, muchos coincidirán en que museos como el MoMA de Nueva York poseen piezas que ningún otro museo del mundo podría tener. No es una coincidencia si pensamos en que uno de los epicentros de la postmodernidad en el pensamiento y las artes fue precisamente esta estrambótica ciudad, a la que puede que hayamos visto en mil películas, pero que debemos visitar si queremos entenderla verdaderamente.

Atención con los documentos

Ir a los Estados Unidos no es tan sencillo como debería, de hecho, salvo si eres ciudadano canadiense necesitarás una visa para ingresar al país. No obstante, hay muchas facilidades si perteneces a una de las 37 naciones que conforman el ‘Visa Waiver Program’, en español Programa de Exención de Visas, una herramienta desarrollada por el Departamento de Estado para simplificar un poco las cosas.

Todo lo que necesitas es corroborar si tu país hace parte del programa y llenar el formulario ESTA, tras lo cual el sistema analizará tu solicitud y te otorgará un documento que te autorizará a abordar cualquier transporte con destino a los Estados Unidos. Es importante que consideres que la Visa ESTA, no es en sentido estricto una visa, por lo que el ingreso podría serte negado discrecionalmente por el funcionario de migraciones en el aeropuerto.

¿Estás listo ya?

Si ya cuentas con ESTA visa, lo único que necesitas es buscar tu pasaporte, poner tu cerebro en forma y lanzarte en una aventura intelectual a través de los Estados Unidos. Recuerda que debes considerar con detenimiento la época del año en que viajarás, puesto que muchos de los museos se encuentran en ciudades donde el invierno es realmente despiadado y no tener vestimenta adecuada puede frustrar tu visita.

3 museos imprescindibles en los Estados Unidos

1) No puedes perderte la cuna del arte moderno: Si te suenan nombres como Warhol, eres habitual del diseño industrial y del diseño gráfico, y además te vuelve loco la fotografía, definitivamente el Museum of Modern Art (MoMA), es una visita ineludible durante tu paso por Nueva York. Este es verdaderamente el museo con las colecciones permanentes más impresionantes en lo que a arte contemporáneo se refiere.

2) Las colecciones más solemnes están en el Smithsonian Museum: Podría decirse que el alma de los Estados Unidos reposa en las arcas de este bello museo emplazado en el corazón de Washington, no sólo por la solemnidad de sus colecciones que no sólo recogen el mundo natural, sino también por la posibilidad que tendremos de echar un vistazo de primera mano sobre la forma en la que se construyó esta joven y poderosa nación, este es, sin lugar a dudas el museo ideal para los amantes de la historia.

3) Un impresionante templo dedicado a la historia natural: Supongamos que no te interesan los acontecimientos humanos y la historia natural es verdaderamente lo tuyo, entonces tienes que visitar obligadamente el Museo Field de Historia Natural en Filadelfia, se trata de uno de los museos más antiguos (1893) y prestigiosos de todo el mundo. Sus colecciones guardan algunos de los especímenes más impresionantes de todo el hemisferio.

Si ya eres el feliz propietario de una ESTA USA, estos tres museos y muchos más aguardan por tu cerebro ávido de conocimiento. No tardarás en descubrir que las raíces sobre las cuales se construyó Estados Unidos como nación guardan en realidad una relación muy estrecha de lo que hoy en día somos como civilización. En estos verdaderos templos de la cultura se ampliará tu visión sobre este gran país.