Close

noviembre 1, 2017

Top 10 de los pueblos costeros más encantadores de Estados Unidos

Al programar tus vacaciones perfectas en la playa, seguramente evocarás alguna isla paradisiaca del Caribe. No obstante, es probable que además de nadar o broncearte, quieras salir a disfrutar de las curiosidades que te ofrezca el lugar después de un par de días. Si es así, Estados Unidos es la opción perfecta: costas tanto en el océano Atlántico como Pacífico, variedad paisajística, así como la accesibilidad por cualquier medio de transporte.

Ahora, no reduzcas tu búsqueda a las ciudades costeras más conocidas como Miami Beach, Los Ángeles o Nueva Jersey. Existen una variedad de pueblos construidos a las orillas del mar que te atraparán con su encanto. Antes de presentarte el top 10 de estos pueblos, no olvides que como requisito para ingresar a territorio norteamericano deberás tener en regla ESTA visa y tu pasaporte.

  1. Clearwater, Florida

Catalogada como una de las mejores playas del país, Clearwater hace honor a su nombre y sus aguas turquesas son dignas de admiración. Aunque también puedes encontrar otros atractivos como sus calles históricas, el Clearwater Marine Aquarium donde se encuentran los delfines estrellas de películas, y lo más pelicular es que el pueblo es el puerto para viajar en bote a las playas casi vírgenes de Caladesi Island.

  1. Laguna Beach, California

Laguna Beach no solo es conocida como el hogar del famoso reality de MTV del mismo nombre, sino también como el paraíso surfer de Orange County. Sus calles cercadas por las montañas están llenas de galerías de arte, coloridos cafés, bares y exclusivos restaurantes.

  1. Cannon Beach, Oregon

Ubicada en Oregón, su playa está rodeada de únicos montículos de roca (famoso por películas como «los Goonies»). Una caminata por sus bellas calles te permitirá visitar restaurantes con mariscos, destilerías y galerías de arte.

  1. Santa Cruz, California

Probablemente el pueblo más turístico de la lista, Santa Cruz se destaca por tener los puntos ideales para practicar surf. La belleza natural y los bosques de madera roja que la rodean son ideales también para los amantes de la aventura. Para los paseos en familia, nada es más ideal que un recorrido por el parque de diversiones del muelle.

  1. Rehoboth Beach, Delaware

El grupo ambiental Natural Resources Defense Council (NRDC) la ha nombrado con 5 estrellas en cuanto a calidad del agua. Son pocos los lugares en la actualidad que cumplen con estos estándares de limpieza. Su fama también procede de la proliferación de boutiques donde no se exige impuestos.

  1. Morro Bay, California

Morro Bay es indudablemente la joya de la costa central de California. Aunque los turistas prefieren Big Sur y el Julia Burns State Park en esta zona, este pueblo ofrece caminatas al estuario, al Moro Rock, a Black Hill y al Parque Estatal Montaña de oro.  

  1. Nags Head, North Carolina

De la costa este, Nags Head posee las dunas más altas. No solo eso, este pueblo es un excelente lugar para practicar deportes acuáticos y donde puedes revivir las grandes hazañas de la aviación, pues está cerca del lugar donde los hermanos Wright realizaron su histórico primer vuelo.

  1. Narragansett, Rhode Island

En verano se llena de visitantes y practicantes de surf en sus reconocidas playas de Roger Wheeler State y Narragansett Town. Narragansett tiene los brazos abiertos para quienes deseen visitar sus bares de playa o las torres de vigilancia victorianas que alguna vez fueron un casino.

  1. Ocean City, Maryland

Si bien su nombre es muy común entre los pueblos estadounidenses, sólo hay un Ocean City en Maryland, tan célebre que ya recibe en verano a millones de turistas de este lado de la costa. Su muelle turístico alberga la rueda de la fortuna, campos de mini golf, heladería pero sobretodo la increíble vista de la bahía de Assawoman y en general del Océano Atlántico.

  1. Cape May, New Jersey

Con la distinción de hito histórico natural, Cape May se distingue de otros en la lista por las más de 600 casas victorianas de colores. La elegancia y exclusividad de sus calles no distingue entre tipos de visitantes: es normal ver familias disfrutando de las serenas playas, como a jóvenes buscando alejarse de playas atestadas.